Nuevo relato publicado: La sombra

He publicado un relato corto de terror en la comunidad digital de escritores Espacio Ulises. Podéis leerlo en este enlace: https://espacioulises.com/relatos/la-sombra-2/

Asimismo, he actualizado la página “Relatos Publicados”, donde encontraréis todos los relatos que he publicado a lo largo del tiempo, para incluir este relato y la circunstancia de que he quedado finalista en el concurso “Folio en blanco” de la Escuela de Escritores Yoquieroescribir.com con mi relato “El tatuaje en el cuello”, que desgraciadamente no se puede leer en línea.

Y las naciones se hicieron carne: Hetalia

Existen animes con los conceptos más locos, de eso no cabe duda. Entre ellos hay algunos didácticos, como Hataraku Saibō (Cells at work!), que narra las aventuras de un glóbulo blanco y un glóbulo rojo dentro del cuerpo humano. No es ni la primera ni la última serie japonesa que se vale del antropomorfismo para contar una historia. Es el caso de la serie Hetalia, del autor japonés Hidekaz Himaruya, que nos enseña sobre la historia y la cultura de los distintos países del mundo.

Leer más »

Harry Potter en España

Está programada una entrada sobre el fenómeno Harry Potter en el mundo de la literatura, pero para ir abriendo boca, aquí va un adelanto: los potterheads españoles tienen en varias de nuestras ciudades más importantes tiendas dedicadas en exclusiva al universo creado por la británica J. K. Rowling.

La primera en ser inaugurada en nuestro país fue la barcelonesa, llamada Carreró de Muggles (en Galeries Maldà), y a ella le siguió Madriagon, en Alcorcón (en el centro comercial X Madrid) y La tienda que no debe ser nombrada en Oviedo (Calle de Castro Chané).

Todas ellas están ambientadas de forma artesanal en el mundo de Harry Potter, con banda sonora de John Williams incluida, y disponen de cualquier merchandising que a uno se le ocurra, desde decenas de modelos de varitas mágicas, pasando por uniformes escolares, e incluso escobas Nimbus.

No sólo una curiosidad, sino también un caramelito para los fans de la saga, que pueden adentrarse en este mundo mágico sin tener que salir de España.

 

 

 

Si vas a donar libros a la biblioteca, piénsatelo bien

Es algo que he visto y he vivido. Tienes un montón de libros en casa que ya ni miras, o que te han regalado y no te han gustado nada. ¿Y qué vas a hacer? ¿Una hoguera con ellos? No siempre hay alguna organización benéfica o amigo cerca a quien dárselos. Por eso, la idea de donar libros a una biblioteca resulta muy jugosa.

Sin embargo, hay que andarse con cuidado. No siempre los bibliotecarios van a recibir tus libros con los brazos abiertos. Incluso puede que alguno te desee para sus adentros que pises un excremento de perro del tamaño del monasterio de El Escorial a la salida y vayas a tu cita con la churri apestando y te deje por guarro. He aquí por qué, basándome en mi experiencia personal:

  1. Si tus libros están demasiado ajados, rotos o pintados, no van a tener más salida posible que el vertedero o las manualidades. Esto debería ser de cajón: no se regalan cosas en mal estado.
  2. Conviene preguntar de antemano, preguntando por teléfono, correo electrónico o acercándote algún momento, si los aceptan para empezar. No es cuestión de ir para allá con la bolsa sin avisar. Por un motivo u otro es posible que no acepten donaciones, o según qué traigas, y entonces te habrás cargado como un burro para nada, y las negativas dan lugar a momentos muy incómodos e innecesarios. (He tenido una señora que, enfadada porque no aceptábamos una bolsa de libros infantiles, los ha dejado en la calle, a merced de la lluvia “para que los cogiera quien quisiera”). Ahora, con la emergencia del covid-19, las donaciones se han estancado, ya que los libros  que forman parte de la colección deben pasar por un período de cuarentena y un proceso de desinfección, así que los bibliotecarios prefieren no correr riesgos con ejemplares ajenos.
  3. Hablando de cargarse como burros: si vas a llevar un montón de libros (más de una o dos bolsas), sí que sería obligatorio avisar antes. A mí me han traído BIBLIOTECAS ENTERAS.
  4. A nadie le interesa el manual de un programa o una revista de cuando aún ibas en pañales. Si la información no ha quedado obsoleta o es una edición rara, todavía se podrían aceptar, pero lo más normal es que no quieran revistas o libros demasiado atrasados.
  5. NADA. DE. ENCICLOPEDIAS. En serio, preguntad antes. Si se da la casualidad de que coincidieran con las que ya se tienen y se quisiera tener un repuesto o directamente reemplazar un número dañado, podrían aceptarse, pero en un mundo en que las enciclopedias en papel se quedan desfasadas enseguida y nadie las quiere, ¿qué te hace pensar que las bibliotecas van a sacrificar su precioso espacio para dar cabida a una enciclopedia que no sirve de mucho?

Es un bonito gesto por parte de los usuarios, pero el espacio es limitado y hay que ser selectivos.

Por tanto, debo reiterar que es conveniente que antes de presentarse allí con una o cinco mil cajas llenas de libros se contacte de antemano para saber si aceptan donaciones y de qué estamos hablando. Muy conveniente.

En defensa de los best-sellers

Puede que sea esta tendencia moderna de despreciar todo lo popular (en una carrera por ver quién es el más inconformista), pero no hago más que escuchar quejas acerca de los libros que lideran las listas de ventas. Quienes lo hacen alegan que no tienen profundidad ninguna, que cumplen la misma función que estos videojuegos que uno usa para pasar el rato sin poner sus neuronas a trabajar demasiado. Eso cuando no se quejan de los mensajes perjudiciales que esconden, como en el caso de 50 sombras de Grey, After Crepúsculo. 

Me gustaría recordar a estos paladines del buen gusto que el público no es siempre una masa borrega y a veces le presta atención a obras que realmente lo merecen.

Don Quijote fue tan popular en su día que Cervantes vivió para ver cómo se traducía a otras lenguas e incluso un tal Avellaneda publicó una segunda parte; hoy en día es considerada LA novela española, uno de los libros más traducidos después de la Biblia y otros libros sagrados. Agatha Christie y Arthur Conan Doyle definieron el género detectivesco con sus respectivas novelas. La saga Millenium atrajo la atención hacia la novela nórdica. Julio Verne, Victor Hugo, Stephen King, Carlos Ruiz Zafón o Tolkien han sido autores que han vendido muchísimo tanto vivos como después de su muerte, y seguro que el lector puede decirme algún clásico suyo. Están también Lo que el viento se llevó, El principito, Mujercitas, Matar a un ruiseñor, El guardián entre el centeno, El nombre de la rosa…, muchos de ellos se estudian en alguna fase de nuestra educación.

Pero el valor de los best-sellers no sólo tiene que ver con la literatura. A veces éstos son capaces de cambiar el mundo. Recordemos que La cabaña del Tío Tom causó tal impacto que la sociedad estadounidense comenzó a cuestionarse su muy arraigada esclavitud. La primera tirada de El origen de las especies se agotó el primer día, y otra obra científica, Historia breve del tiempo, se llegó a convertir en un récord debido a las semanas consecutivas que fue éxito de ventas (237, concretamente). También cabe mencionar que el autor Charles Dickens denunció en sus folletines las condiciones miserables de las clases bajas londinenses, especialmente los niños. ¿Y qué decir del testimonio de la ocupación nazi de Ámsterdam de Ana Frank en su Diario, también un éxito de ventas?

Incluso si la obra en sí es cuestionable, las hay que han conseguido algo de lo que nos deberíamos alegrar. Como decía Cervantes: «no hay libro tan malo que no tenga algo bueno». Tanto la saga de Harry Potter como Crepúsculo han ayudado a que los más jóvenes se iniciaran en el hábito de la lectura y a su interés en la temática fantástica. Otra más adulta, 50 sombras de Grey, también ha ayudado a que las mujeres no tengan tantos reparos a la hora de disfrutar de su sexualidad y consumir literatura erótica, la cual también se ha visto impulsada por su popularidad.

Lectura recomendada:

Código Bestseller – Sergio Vila-Sanjuán (2011)

 

 

Libros en inglés en Project Gutenberg

En la universidad me enseñaron dos recursos en línea muy útiles. Uno es Google Scholar, que filtra los resultados para que solo salgan fuentes académicas, y el otro es Project Gutenberg.

Si os gusta leer en inglés o tenéis que buscar un libro en ese idioma para algún trabajo, esta página ofrece obras en dominio público totalmente gratis y en cantidad de formatos. También tiene algunos en otros idiomas: alemán, italiano, francés y portugués (puede que llegue el día en que incluyan el español, pero de momento parece que no). Están ordenados por categorías, aunque lo más rápido es el buscador, claro.

http://www.gutenberg.org

No hay excusas para no leer los clásicos.

La pirámide de consumo

Que el consumismo desaforado es algo que está acabando con el planeta no es ninguna sorpresa, o no debería serlo. Entre sus consecuencias está el agotamiento de los recursos naturales, la producción incontrolable de residuos…Aunque esta entrada se encuentra en la sección “Ecología”, hay otras consecuencias aparte de las que atañen al medio ambiente, ideas peligrosas como la de que todo tiene un precio o el deseo de enriquecerse a toda costa.

¿Cómo se puede evitar caer en la espiral del consumismo? Bien es cierto que muchas veces resulta complicado mantenerse al margen, pero hace tiempo encontré una pirámide que, como la alimenticia, propone soluciones más saludables, esta vez para el planeta y para nuestros bolsillos. Como no la he encontrado, lo redacto aquí y aprovecho para traducir.

Leer más »

Los bolígrafos y los libros son armas: Burka Avenger

Antes de Greta Thunberg el mundo tenía la mirada puesta en Malala. Ella no clamaba por el clima, sino por la educación de las niñas en su Pakistán natal, un derecho amenazado por los talibanes. En su caso, la atención internacional le valió tres tiros de camino a la escuela que la dejaron en estado crítico, pero consiguió recuperarse en un hospital de Reino Unido y se le concedió en 2014 el Premio Nobel de la Paz.

En ese mismo país, durante ese periodo, y con la misma intención nació una serie de televisión bastante diferente a las demás: Burka Avenger.

Leer más »

Diccionarios en línea

Hoy quiero recomendar un par de diccionarios que tienen versión en línea, lo cual es cómodo cuando uno escribe en el ordenador, y que son bastante buenos.

El mejor sin duda es el de la Real Academia Española, y en la misma página incluye el Diccionario Panhispánico de Dudas. Aparte de eso, si tenéis cuenta en Twitter, la RAE tiene un hashtag llamado #RAEconsultas en el que se les puede preguntar directamente las dudas que uno tenga.

También recomiendo la sección española del diccionario políglota Wordreference, que incluye definición, sinónimos, pronunciación y conjugación. Otro punto a favor de Wordreference es que tiene foros donde otros usuarios te pueden ayudar con tus dudas.

Así que, hale, a escribir con propiedad.