Esa sensación de orgullo…

Cuando donas unos cuantos libros que ya no quieres a la biblioteca y luego los vuelves a ver entre las novedades, listos para pasar a otras manos que puedan sacar provecho de ellos.

Por cosas como ésas es por lo que intercambio, dono, pero nunca vendo mis libros usados.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s