Convenziéndonos

APUNTE IMPORTANTE: He recibido un correo en el que se me advierte de que la página que os he proporcionado no puede ser visualizada fuera de España. No obstante, la persona que me lo advirtió me ha pasado un enlace a un artículo en el que dice cómo solucionarlo. Mil gracias a D.H por la información.


 

 

Sí, con “z”, por el escritor Stephan Zweig. El grupo Mediaset ha apostado por un programa presentado por Mercedes Milá, en el que profesionales profesionales de los libros, lectores y algún famoso o autor recomienda dos libros: uno para leer y otro para evitar. Por fortuna, si no se tiene tiempo de verlo los domingos en BeMAD, se pueden encontrar los capítulos completos y muy rápidamente actualizados en Internet.  Merece la pena echarle un vistazo en mi opinión, aunque solo sea por empaparse de títulos que añadir a la lista particular de lecturas pendientes.

Se pueden mandar vídeos al programa con las recomendaciones de los espectadores. A mí me gustaría hacerlo aquí. ¿Qué tal si dejáis en los comentarios vuestras zetas verde y roja?

 

  • Mi “Z” verde es:

Los renglones torcidos de Dios (Torcuato Luca de Tena)

Sinopsis: Alice es una detective privada que recibe un caso que la lleva a un centro psiquiátrico, ya que parece ser que el asesino del padre de su contratante es uno de los pacientes. De modo que, para recabar información, ingresa, haciéndose pasar por una enferma.

No creí que me fuera a interesar tanto este libro cuando cayó en mis manos, pero me atrapó a las pocas páginas. Está escrito de forma que ni dulcifica ni demoniza los hospitales psiquiátricos del siglo pasado, como muchas obras, sino desde un realismo crudo y muchas descripciones detalladas, sobre todo cuando ofrece un diagnóstico de los internos. Al fin y al cabo, el propio autor se sirvió de su experiencia como paciente en uno de estos centros. Aparte del rigor, creo que otra cosa que me gustó fue la ternura que, a pesar de todo, desprenden muchos pasajes.

 

  • Mi “Z” roja es:

Mary Poppins (P.L.Travers)

Sinopsis: Los hijos del matrimonio Banks precisan una niñera, y la seleccionada para cuidarlos resulta ser Mary Poppins, que llega caída del cielo en un paraguas. Y es que esta señorita no es una niñera corriente.

Lo común es que el libro sea mejor que la película, pero en este caso, al menos para mí, ha resultado ser todo lo contrario. Aunque Disney combinó los diferentes libros de la saga, introdujo y cambió diferentes elementos, creo que creó una historia más interesante y memorable que la que se cuenta en el libro. Las ilustraciones eran muy bonitas, pero lo que se dice los pasajes, no se me ha quedado ninguno en la memoria, y, en cambio, cuando pienso en Mary Poppins, pienso en la magia que desprende la película (y siento decirlo porque la autora la odió hasta el borde de llegar a llorar de rabia). Las adaptaciones suelen ser muy superficiales, pero a mí me decepcionó comprobar que esta vez es el original.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s