Hay una cosa que echo mucho de menos

Y es escribir cartas.

Sé que los correos electrónicos son gratuitos; y sí, son instantáneos. Pero añoro la emoción que se siente al abrir el buzón y encontrar entre facturas y folletos comerciales una carta escrita del puño y letra de un ser querido, en la que uno podía explayarse cuanto quisiera sin parecer cansino, para luego guardarla con cariño.

Supongo que entre eso y los móviles de tecla me he quedado anclada en los noventa.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s