En casa de bibliófilo…

Dicen que los niños se vuelven adictos a la lectura sobre todo porque ven a sus padres leer o porque los animan.

Mi madre casi nunca lee porque siempre está cansada y la única vez que he visto a mi padre tocar un libro ha sido para usarlos para calzar muebles.

 

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s