Consejitos para la búsqueda de empleo (tras decenas de sesiones informativas)

Aunque soy opositora, también ha sido conveniente para mí buscar un trabajo con el que sostenerme y formarme mientras salía algo. Al estar inscrita en Garantía Juvenil y contratos de formación, me he tenido que tragar sesiones interminables de orientación laboral. Lo bueno es que con eso, la información que he sacado yo misma de mis propias investigaciones y el haber trabajado en centros de documentación, he dado con algunos consejos bastante útiles para la búsqueda de empleo.

  • Es aconsejable llevar a la entrevista de trabajo un par de copias de tu currículum.
  • Una carta de presentación adjunta a tu currículum en la que demuestras que sabes a qué se dedica la empresa y hablas de forma concisa sobre por qué crees que deberían tener a alguien como tú con ellos suma puntos. Mucha gente no se molesta en hacer una, y ya menos personalizada.
  • Si vas a enviar tu currículum en formato PDF, ponle tu nombre y tus apellidos. Así los reclutadores la encontrarán fácilmente en el mar de currículums que les llegan.
  • Ponte en contacto con quienes te han hecho la entrevista para agradecerles la oportunidad. Eso muestra interés y un carácter muy atractivo.
  • Solo incluye en tu currículum aquello que te vaya a beneficiar. Es decir, a nadie le interesa que estés casado y tengas tres hijos, pero sí puede ser interesante para el puesto decir que tienes menos de treinta años o que vives cerca de donde se oferta el trabajo.
  • Dicho esto, jamás pongas el DNI en tu información personal. No sabes dónde va a terminar tu currículum (se han dado casos de empleados que los tiran a la basura sin destruir) y con ese dato se puede cometer fraude.
  • Los Ministerios y ciertas instituciones suelen ofrecer programas anuales de becas, sobre todo para los universitarios y graduados. No está de más echarles un vistazo. Recomiendo mirar las redes sociales de los ministerios para estar al loro.
  • No se te olvide llevar a la oficina de empleo cada certificado, curso y trabajo que finalices. Podrías perder alguna oportunidad por no tener todas tus competencias actualizadas en tu perfil.
  • Aprovéchate de todos los canales de empleo. Eso incluye:
    • Ferias de empleo
    • Redes sociales
      • Plataformas profesionales como LinkedIn o Xing
      • Blogs o páginas web que sirven de portfolio
      • Uso profesional de Twitter, Facebook, Youtube, etc. para mostrar lo mejor de ti mismo, estar al tanto de ofertas de empleo y ponerte en contacto con profesionales del sector que te interesa
    • Asociaciones profesionales, colegios oficiales…
    • Portales de empleo en Internet como Adecco, Infojobs, Infoempleo…
    • Agencias de colocación locales
    • Sección “Trabaja con nosotros” o empleo en las páginas web corporativas
    • Portales de empleo de las comunidades autónomas
    • El programa de televisión Aquí hay trabajo, que también publica sus ofertas en su página web
    • Ofertas publicadas en prensa
    • Sección de empleo en portales de compraventa de segunda mano
    • Empleo público local, regional o de la Administración Pública
    • Empresas de trabajo temporal
    • El boca a boca entre familiares, amigos, conocidos, antiguos compañeros de trabajo o cursos y empleadores
    • Voluntariado, tanto dentro como fuera del país
    • Oficina de empleo local
    • Lanzaderas de empleo
    • Autocandidatura a través de cartas o correos electrónicos
    • Cámaras de comercio
    • Autoempleo
  • Si tienes idiomas, certifícalos. O búscate un curso (los hay en el INEM de inglés, francés, portugués y alemán de distintos niveles, de forma gratuita) que te aporte un certificado de participación. El dinero que inviertas en ese trozo de papel te merecerá la pena. Aparte de que así sabrás exactamente qué nivel tienes (porque eso del “nivel medio” es la gran mentira nacional), es un mérito para oposiciones y una buena baza en tu currículum.
  • Incluye siempre las funciones que llevaste a cabo en el apartado de experiencia laboral de tu currículum. Un buen truco es el de copiar lo que aparecía en la oferta de empleo, si la hubo.
  • Sírvete de las plantillas que te puedes descargar de forma gratuita para elaborar un currículum visualmente atractivo. Las que se pueden usar para Word suelen ser muy bonitas.
  • Hacer cursos del INEM siempre merece la pena. Puede que necesiten invertir mucho tiempo, pero puedes estudiar y seguir recibiendo ofertas de empleo si aceptas seguir en suspenso con intermediación (si no, dejas de recibir ofertas pero se mantiene la antigüedad). Tiene ventajas como que aumenta tus competencias e incluye prácticas laborales…¡Aunque a veces es obligario asistir, no te queda más opción que hacerlos!
  • Si ves que llevas años en el mismo portal de empleo y nunca te mandan ofertas o de lo que te interesa, considera si te merece la pena seguir ahí. Ten en cuenta que los hay específicos para ciertas profesiones que quizás te interesen más.
  • A los jóvenes menores de treinta años les animo encarecidamente, desde mi propia experiencia, a que se inscriban en Garantía Juvenil. El único requisito es no haber recibido formación reglada ni haber trabajado el día antes de inscribirse (el tema de la edad es algo que ha estado fluctuando conforme a la tasa de paro juvenil, la última noticia que tengo es que bajaron la edad máxima a los veintiséis). Al ofrecer bonificaciones a su contratación, los inscritos resultan ser un plato muy jugoso, pero lo mejor es que siempre hay programas de formación con prácticas remuneradas y dan muchísima información sobre recursos para el empleo.
  • Si se tiene algo de dinero ahorrado y no hay cargas familiares, hay opciones de trabajar durante un tiempo limitado en el extranjero. Existen varias academias que ofrecen esta posibilidad para quienes quieren estudiar un idioma en profundidad y quizás ganarse un dinerito. Los destinos más comunes son Inglaterra e Irlanda, pero también he encontrado en granjas en Estados Unidos y Canadá y seguramente haya para todas partes del globo. También existen becas de distintas fundaciones, ministerios y gobiernos extranjeros para quienes quieren hacer un curso o trabajar en otros países, aunque normalmente están enfocados para los estudiantes universitarios, a programas de doctorado y postgrado e investigación.
  • Llevar una agenda es esencial no, lo siguiente. Ya he hablado sobre esto con el tema del desarrollo personal, pero siempre lo recomiendan a la hora de encontrar empleo. Cosas que puedes apuntar en tu planificador: qué vas a hacer cada día y a qué hora, temas o competencias que deberías pulir, empresas que te interesan, qué currículums has enviado, cuándo y adónde, así como seguimiento de oposiciones.
  • Muchas veces las aficiones pueden convertirse en un trabajo o al menos servir para adquirir competencias. Fotografía, escritura creativa, cocina, manualidades…Demonios, estamos en una época en la que jóvenes pueden ganar mucho dinero jugando a juegos en línea, probando productos frente a una cámara u organizando armarios ajenos. Aprovechémoslo. No se te olvide incluirlas en tu currículum si crees que pueden decir cosas buenas de ti.
  • Muchos municipios, si no todos, tienen un servicio de agencia de colocación y/o bolsa de empleo municipal. Conviene echarle un vistazo, no sólo al de nuestra localidad, sino también a los de las aledañas.
  • Acércate a las empresas que te interesan. Muchas ofertas no llegan a publicarse, al fin y al cabo, por cuestiones económicas. No temas el rechazo ni resultar insolente invadiendo buzones ajenos.
  • Mantén un espacio ordenado.
  • Pon siempre un “pero” (POSITIVO) para las entrevistas y las cartas de presentación. Por ejemplo: «no tengo experiencia en el sector PERO aprendo rápido». Hay que ver la forma de darle la vuelta a la tortilla y convertir nuestros defectos en virtudes.

 

Lecturas recomendadas:

¡Búscate la vida! – Miquel Bonet Anglarill (2004)

Búsqueda activa de empleo: Desarrollo del proceso para encontrar trabajo – Mad Communication (2010)

Las reglas de oro del currículum vitae – Catherine Huguet (1995)

Técnicas de búsqueda de empleo -Tom Jackson (1995)

Cómo encontrar el trabajo ideal – Tom Jackson (1995)

Cómo encontrar trabajo cuando no lo hay – Ira Abraham (1990)

La ruta del empleo: Estrategias para conseguir trabajo en 2016 – Infojobs

Guía práctica de búsqueda de empleo del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s