Turismo en Peñíscola (Castellón)

El litoral mediterráneo es uno de los destinos favoritos de los viajeros en verano por el estado de sus playas y su calidad y variedad hostelera. Hoy voy a hablar de Peñíscola, en la provincia de Castellón.

Lo más representativo de esta ciudad de apenas 8.000 habitantes es sin duda el castillo del papa Benedicto XIII, más conocido como “El Papa Luna”, nombre omnipresente en Peñíscola. Ha aparecido en series y películas como Juego de Tronos, El Chiringuito de Pepe, El Cid, El Barco o El hijo del cura. Se sube a él atravesando calles estrechas (muy estrechas en algunos tramos debido a la acumulación de tiendas y restaurantes, además de paseantes) bastante agradables de ver, y con bonitas vistas al mar. La entrada para visitarla (reducida o gratuita para ciertos grupos de edad, desempleados, estudiantes y discapacitados) da derecho a disfrutar de las vistas desde lo más alto de la ciudad y de conocer el que fue refugio del Papa Luna y los Templarios, los cuales son la otra gran temática de Peñíscola. Existen visitas guiadas por el castillo en ciertos días del año, en especial en verano, cuando los turistas abarrotan la ciudad. Por otra parte, también está incluido el paseo por el Parque de Artillería, aunque éste no ofrece más que un lugar a la sombra por el que pasear, sin jardines ni vistas que destacar.

Recomiendo más bien, si se quiere tener una buena vista de la zona, coger el tren turístico que pulula por la ciudad. Aunque hay algunos problemas con el tráfico por la aglomeración que se forma en las calles ciertos días y no sube al castillo, al ser imposible para un vehículo así, lleva a una zona residencial en cuesta desde donde se puede apreciar el conjunto de la ciudad, a una cala en la que dan cinco minutos para hacer fotografías, ya que las vistas lo merecen,  o simplemente disfrutar de un entorno natural, apartado del bullicio. Además, dejan en el puerto alrededor de una hora u hora y media para explorar los alrededores del casco antiguo.

DSC_1130
Vistas de la Playa Norte desde lo alto del Castillo de Benedicto XIII

Entre lo que se puede ver en el “meollo” de la ciudad, el casco antiguo, señalaría el Bufador, un túnel excavado en la roca de forma natural por el que se oye los días de temporal el rugido de las olas, en un patio de las calles de subida al castillo, restos de la muralla y ciertas calles, sin olvidarme de la iglesia parroquial dedicada a la Virgen de la Ermitana, patrona de la ciudad, donde se guarda un cáliz del Papa Luna. Por esa misma zona también puede encontrarse el Museo del Mar, pequeño pero muy interesante y gratuito, con curiosidades de lo que supongo que es la atracción principal de Peñíscola. Una buena noticia para los bañistas es que tanto la Playa Norte, por extensa, como la Sur, por pequeña, no presentan dificultades a la hora de encontrar un sitio donde poner la toalla, y menos fuera de la temporada alta (julio-agosto), cuando aún siguen llegando muchos turistas apurando los últimos días de calor del verano.

DSC_1099
Una de las calles del casco antiguo

Como sucede en muchos lugares de la costa, es por la noche cuando la gente sale a la calle y todo parece cobrar vida. Incluso en septiembre es fácil encontrar buenas aglomeraciones (hay que tener en cuenta, aparte del turismo vacacional, que entre los días 7 y 15 son las fiestas patronales). Y, como ocurre en muchos lugares turísticos, los manteros afloran. Allí he visto mayor concentración incluso que en París, quizás porque, a pesar de los carteles en los que se advierte en varios idiomas que la compra de sus productos está multada, no se ve control sobre ellos. De ahí que haya espacios del paseo marítimo en los que hay que cambiarse de acera porque no dejan sitio para caminar.

En resumen, es un lugar excelente para los amantes del mar, con muy buenas vistas al Mediterráneo y una playa de 6 kilómetros en la que pasar el día. Está fundida con Benicarló, así que uno también puede aprovechar para dar una vuelta por allí, aunque yo recomiendo coger el autobús y visitar si se puede Vinarós, a unos 30-45 minutos en autobús, que también tiene bonitas playas.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s