Cuando el tío Tom conmovió al tío Sam

Ya hemos hablado de la calidad incuestionable de algunos best-sellers, a pesar del empeño de algunos por menospreciarlos. También para aquellos que piensan que la ficción es completamente inútil habría que recordarles que hubo un día en que la escritora Harriet Beecher Stowe tuvo una entrevista con Abraham Lincoln y éste la miró y dijo: «Así que usted es la mujercita que escribió el libro que empezó esta gran guerra».

La cabaña del tío Tom fue la respuesta de Stowe a la Fugitive Slave Act de 1850, en la que los ciudadanos debían cooperar en la devolución de los esclavos fugados a sus amos en los estados libres. Indignada, escribió la historia para el periódico antiesclavista National Era entre 1851 y 1852. Debido a su popularidad, ese mismo año fue publicado en un libro que vendió trescientas mil copias en sus primeros doce meses de vida, aparte de una rápida y exitosa distribución mundial y un aluvión de representaciones teatrales que se mantuvieron a lo largo de todo el siglo.

Para las gentes del Norte, que vivían ajenas a las condiciones en que vivían los esclavos sureños, este libro fue toda una revelación y de lo más incómoda. Además, Stowe utilizó un estilo tan emotico, creó unos personajes a los que se les cogía tal cariño que les fue imposible no conmoverse. La historia nos narra la historia de dos clases de esclavos: la del tío Tom, un negro complaciente y con una fe en Dios que no son capaces dequebrantar las duras vicisitudes de su vida al ser vendido a distintos dueños; y la de Eliza, que huye con su hijo en cuanto se entera de los planes de sus amos de separarlo de ella para reunirse con su marido y huir juntos a Canadá, en un viaje plagado de peligros.

Ilustración de Hammat Billings en la que aparece Tom junto con la pequeña Eva

En el Sur también reconocieron la calidad literaria de La cabaña del tío Tom, pero, por supuesto, no les gustó nada el mensaje que promulgaba. El libro fue censurado, incluso hubo un reverendo, un liberado llamado Samuel Green, que fue condenado en 1857 a diez años de prisión solamente por poseer una copia. Intentaron contraatacar con varias publicaciones similares en las que defendían su ideología sobre el esclavismo, que la población esclava vivía con más dignidad y seguridad en el Sur ligada a una familia (quizás una forma de ver la situación por la que se criticó otra gran novela americana, situada precisamente en esta época: Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell). Sin embargo, ninguna de estas novelas tuvo la repercusión que logró La cabaña del tío Tom.

Este fenómeno cambió la forma de pensar de muchas personas, lo cual contribuyó, como bien apuntó Lincoln, a que tuviera lugar la Guerra Civil (si bien ninguna guerra la causa un solo motivo). Dicha guerra acabaría de una vez por todas con la esclavitud en Estados Unidos.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s