Los Simpson y South Park: una historia de amistad en el callejón de atrás de América

Como hemos venido comentando en anteriores entradas de este blog, la animación no es necesariamente un producto infantil; de hecho, los niños no se convirtieron en los principales objetivos de la producción hasta la aparición de la televisión. Aún hoy en día se sigue utilizando la animación como un vehículo para contar historias maduras, con series animadas dirigidas al público adulto como Hamburguesas Bob, El rey de la colina o BoJack Horseman; e incluso aquellas cuyo público es en principio juvenil contiene elementos y observaciones maduras, como Gravity Falls, Hora de aventuras o Avatar. 

Dos de los programas de animación que han aprovechado mejor este filón para criticar la sociedad, en especial la estadounidense, son Los Simpson South Park. Y ambos tienen más en común de lo que se puede pensar.

Empecemos por Los Simpson. Esta serie vio la luz en 1989, de la mano de Matt Groening, como parte del Show de Tracey Ullman, y se ha convertido en todo un referente de la animación televisica, permaneciendo durante un tiempo récord en antena (desbancando a Los Picapiedra) y creando personajes tan inolvidables como Homer Simpson, paradigma de la estupidez del hombre occidental medio. Su influencia es tal que varias expresiones del programa, como «¡d’oh!» o «meh» han conseguido llegar a los diccionarios o a la prensa, por no hablar de la cantidad de frases que se han quedado en la memoria colectiva («¡¿pero es que nadie va a pensar en los niños?!», «no conquistas nada con una ensalada», «juegooo con mi melocotonerooo», y la lista continúa). Según sondeos de Antena 3, la cadena que durante veinticuatro años los ha estado emitiendo en España, el 99% de los españoles la ha visto alguna vez. Los Simpson nos muestra el estrambótico día a día de la familia del mismo nombre, compuesta por Homer, Marge y sus hijos Bart, Lisa y Maggie, en la ciudad de Springfield, un lugar donde el sentido común parece brillar por su ausencia y donde todo es posible, para lo bueno y para lo malo.

Resultado de imagen de the bart of war south park
El episodio The Bart of War (Bart bélico), de la decimocuarta temporada,  comienza cuando Marge evita que Bart y Milhouse sigan viendo South Park mandándoles a jugar a la calle

South Park comenzó más tarde, en 1997, de la mano de los creadores Trey Parker y Matt Stone, quienes también doblan a la mayoría de los personajes, pero también ganó popularidad muy pronto. Tanto el episodio preludio como el piloto estaban hechos manualmente, con recortes; aunque después se pasó a animarlos por ordenador y con el paso del tiempo se refinó el estilo, haciéndolo más detallado, siguió conservando ese aire a muñequitos recortados que es tan característico suyo. Otro rasgo distintivo es su crudeza, sobre todo de lenguaje, lo cual lo sitúa a años luz del humor más blanco y en ocasiones de golpes y porrazos de Los Simpson. Mientras que Los Simpson se centra en una familia, South Park nos cuenta las aventuras de los habitantes de un pueblecito de Colorado, concentrándose en el entorno de cuatro amigos: Stan, Cartman, Kyle y Kenny. A pesar de que no está recomendado a menores de dieciocho años, las situaciones suelen estar desencadenadas precisamente por la inocencia de los niños, que no aciertan a comprender el mundo de los adultos, y la reacción desproporcionada de éstos a las acciones de los pequeños.

Ambas series están producidas en Estados Unidos y critican la forma de pensar y de actuar de sus habitantes y dirigentes, con mayor o menor veneno, y pueden ser fácilmente extrapolables a cualquier país occidental. Las dos siguen emitiéndose actualmente y sacando más temporadas (las dos han pasado la veintena), tienen sendas películas en las que el tema central son controversias en el país como el medio ambiente (Los Simpson) y la libertad de expresión (South Park), y montones de productos de merchandising. Y, cómo no, los pueblos con su mismo nombre también se han convertido en atracción turística para los fanáticos…porque sí, South Park realmente existe y hay varios Springfields en Estados Unidos. Se dice que Los Simpson dieron paso a series gamberras como South Park. Aunque lo cierto es que ambos se han visto influenciados por las sitcom clásicas americanas y podría decirse que le deben mucho a la gran serie de animación para adultos en horario de máxima audiencia, Los Picapiedra, South Park está más influenciado por series con un humor loco y no demasiado blanco como Ren & Stimpy y Beavis & Butthead.

Comedy Central
Dos de los personajes principales de ambas series, Kyle Broflovski y Bart Simpson, juntos en el episodio de South Park Cartoon Wars (La Guerra de los Cartoons). Por cierto, que ambos comparten voz en el doblaje castellano (Sara Vivas)

Sin embargo, para la crítica, no son series iguales. Los Simpson son la serie más reconocida para el público en general, pero, en cuanto a contenido, la balanza parece inclinarse más hacia South Park conforme han ido pasando los años. La razón parece estar en el inevitable declive de la calidad del humor de los primeros desde la temporada novena (algunos creen que más bien la undécima), y en la implicación personal de los creadores de los segundos, que han sabido mantener el programa fresco. Mientras que Los Simpson, pese a sus chabacanerías, se suscriben a los ideales norteamericanos, como el patriotismo, la religión o el amor familiar, y son un producto que uno puede ver en familia, South Park tiene la premisa de odiar a todos por igual, de atacar a quien haga falta, así que la crítica es más efectiva y mucho más ácida en su caso. A Los Simpson definitivamente les conviene no atacar la forma de vivir americana debido a que, no como South Park, que se emite en un canal de televisión por cable, pertenece a una compañía que emite en abierto. Además, como el método de animación de South Park es más sencillo, puede tener un capítulo listo en una semana como mucho, de modo que puede tocar temas de la más absoluta actualidad.

Aunque en la parrilla sean rivales, las dos series tienen una relación cordial que se ha reflejado en varios capítulos. South Park dedicó uno a ellos en su sexta temporada: Simpsons already did it (Los Simpson ya lo han hecho), en el que Butters, o mejor dicho su alter ego supervillano llamado Profesor Caos, trata de destruir South Park, pero se encuentra con que cada una de las tretas que se le ocurren ya ha aparecido en algún capítulo de Los Simpson. También Bart hace un cameo en Cartoon Wars (La guerra de los cartoons), cuando Cartman lo convence para unir fuerzas y tratar de sacar Padre de Familia de la parrilla televisiva, una serie que ambos lados parecen detestar por igual, algo por lo que el equipo de Los Simpson les mandó flores. No sólo ellos, también se dice que los responsables de El rey de la colina también los felicitaron por parodiar a la odiada serieCuriosamente, su responsable, Seth Macfarlane, se tomó bien la crítica, diciendo que la parodia era bastante atinada. Como pequeño comentario, resulta un tanto llamativo ver que años más tarde Los Simpson no han tenido problema en hacer un capítulo conjunto con Peter Griffin y su familia.

Resultado de imagen de south park the simpsons
Butters sufre una alucinación en el capítulo Simpsons already did it (Los Simpson ya lo han hecho)

Los Simpson, aunque a día de hoy no han dedicado ningún capítulo o una parte sustancial del mismo a South Park, ha mostrado pequeñas parodias y cameos a lo largo de la serie. Tras la controversia del capítulo 201 por la representación del profeta Mahoma (el capítulo fue censurado y por eso no se encuentra ni en la web oficial ni en los DVDs), Bart escribía en su pizarra durante los créditos iniciales: «Estaríamos de vuestro lado si no tuviéramos miedo».

Resultado de imagen de south park the simpsons
Uno de las referencias a South Park aparecidas en Los Simpson. Del episodio Oh Brother, Where Bart Thou? (Oh, hermano, ¿dónde estás?)

Recientemente, South Park ha lanzado una pequeña pulla a Los Simpson exiliando a uno de sus personajes, el señor Mojón, el cual ha arruinado su carrera y la simpatía que le tenía el pueblo por un montón de mensajes ofensivos en las redes sociales, a un pueblo “donde a nadie le importa la intolerancia y el odio”: Springfield (en referencia a la controversia que hay últimamente en torno al personaje de Apu). Y éstos, tras la celebración de su capítulo número 200, les mandaron un mensaje en el que les felicitaba…”aunque ellos ya habían pasado por eso…dos veces.”

Por cierto, que en la versión castellana ambas series comparten las mismas voces, tanto de los protagonistas como de los personajes secundarios y eventuales.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s