Clara, una p*ta de p*ta madre

Nota: esta entrada contiene alusiones explícitas a la pornografía y la prostitución. Menores y mojigatos absténganse.

El Jueves es una de esas revistas que se hojean furtivamente de niño hasta que se tiene edad para comprarlas personalmente, en vez de depender del tío, hermano o primo que las tenía. Entonces uno entiende de qué va la sección “seria”, esa que va de política y sociedad. Pero también es la época en que uno puede contemplar sin miedo a que te pillen y te golpeen con una chancla al grito de “guarro” las generosas curvas de Clara, de la serie Clara…de noche.

Se trata de uno de los personajes más longevos de la revista y posiblemente de los más queridos por el público. Nació en 1992 de la mano de los guionistas Carlos Trillo y Eduardo Maicas y el dibujante Jordi Bernet. Según contaba Trillo, la revista buscaba un nuevo personaje que incluir a su repertorio. Como no estaba muy seguro de qué hacer, pidió orientación al editor, y éste le dijo que lo que fuera, «pero que fuera de puta madre». Y el guionista se tomó la frase de forma literal.

Clara es la prostituta del barrio, dibujada al más puro estilo pin-up americano, en contraposición con sus clientes, normalmente bajitos y de aspecto cómico. Es tan buena en su trabajo que, a lo largo de los años, es imposible contar cuántos hombres se han acostado con ella, cuántos corazones cándidos ha roto, cuánto celo ha despertado en las esposas…Ni siquiera los animales pueden escapar de su hechizo (no os preocupéis, Clara no es una zoófila: los ha rechazado categóricamente y solo se ha acostado con aquellos que han conseguido hacerse pasar por humanos).

Resultado de imagen de clara de noche
Página de la serie en la que se puede apreciar el contraste entre el estilo realista y sensual de Clara y el caricaturesco con el que se suele dibujar a los clientes

Independiente y provocativa, Clara no es, sin embargo, una historia puramente erótica. Aunque se ha criticado la historieta de machista tanto en España como en Argentina, existen rasgos que han hecho que estas acusaciones pierdan fuelle.

Su pasado turbio explica de alguna forma su profesión. Si bien se ha mencionado antepasados dedicados a la prostitución, sus inicios en el sexo de pago se debieron a que era hija de una alcohólica violenta y un ladrón que la ofrecieron a sus acreedores para pagar sus deudas, siendo adolescente. Se escapó de casa para huir de ese ambiente y se metió a prostituta para sobrevivir. En ese trabajo también se ha encontrado problemas, como violadores, clientes que se van sin pagar o que son violentos, ladrones…Aunque sus historias tienen generalmente un tono alegre, hay algunas en que Clara realmente desearía trabajar de otra cosa. De hecho, en algunos momentos lo ha conseguido, como cuando se introdujo en la industria del porno bajo el seudónimo de Lucy; pero siempre ha vuelto a su farola.

Como ya se ha mencionado, Clara es puta y es madre. Quedó embarazada de uno de sus clientes (nunca ha sabido de quién exactamente) y utiliza la prostitución como medio para salir adelante ella y su hijito Pablo, que vive la profesión de su madre entre la vergüenza y la satisfacción, porque a la despampanante Clarita no le falta nunca el trabajo y todo el mundo la conoce y favorece. Sus historietas han reflejado que es una madre abnegada, capaz de pedir a un genio de la lámpara, en lugar de riquezas, que su hijo se cure de la fiebre; trabajar más horas de las necesarias para poder permitirse un pequeño capricho para el niño; sufre por poder darle a Pablito una figura paterna (aunque en más de una ocasión se ha visto que están mejor los dos solos)…La relación entre Clara y su hijo es la nota más tierna de la serie.

Además, Clara es muy buena amiga, dispuesta a hacer favores a sus vecinos a pesar de que muchos la miran con asco y apoyando a sus compañeras prostitutas, especialmente a su amiga Virtudes. Muchas veces aquellos que la miran por encima del hombro, las “personas de bien”, no son quienes para juzgar cuán inmoral es Clarita, como la llaman muchos con cariño. Incluso el ciego del barrio se las apaña para deleitarse con ella. Y es que a Clara le encanta que los demás se alegren la vista con ella.

El estilo del dibujante está fuertemente influenciado por el cómic estadounidense. Al principio la serie estaba dibujada exclusivamente en blanco y negro y luego pasó a incluir el color.

Después de la muerte del guionista Trillo en 2011, que marcaba generalmente las directrices de la historieta, Clara aguantó unos años más hasta se despidió en 2014 en Argentina y en 2015 en España. Para entonces, el escándalo había pasado. Pero su cuerpazo siempre lo será.

 

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s