Los mercenarios más locos: Team Fortress 2

Hoy en día la industria de los videojuegos mueve más dinero que el cine y la música juntos en todo el mundo. Por tanto, no estamos hablando de un entretenimiento reservado a minorías, a “frikis”, como era la imagen del aficionado a los videojuegos de antaño. Cada año salen al mercado miles y miles y miles de nuevos títulos para distintas plataformas, y, como suele ocurrir en la industria en general, no es fácil mantenerse en el foco de atención.

Existe un videojuego de disparos en primera persona en línea que este año ha cumplido veintiún años de andadura. Las claves de este éxito mantenido a lo largo del tiempo, según los críticos y los jugadores, viene tanto de su juego casual como de sus personajes. Se trata de Team Fortress 2.

Como bien indica el título, se trata de la secuela del juego Team Fortress, ahora con la puntualización de Classic. Era de pago hasta que en 2011 se convirtió en un free-to-play, es decir, gratuito, aunque ciertas características, como el intercambio de objetos entre jugadores, están reservados a los premium, es decir, los que hagan alguna compra dentro del juego.

Los objetivos del juego son muy diversos, ya que tiene distintos modos: captura la bandera, punto de control, rey de la colina, arena, carga explosiva…Excepto Mann contra Máquinas, en el cual todos los jugadores combinan fuerzas para eliminar a una horda de robots gigantescos, en todos los jugadores están divididos en dos equipos, BLU (azul) y RED (rojo), que tienen que conseguir un cierto objetivo pasando por encima del cadáver del otro equipo.

Ver las imágenes de origen
De izquierda a derecha: Pyro, Engineer, Spy, Heavy, Sniper, Scout, Soldier, Demoman y Medic, en la imagen promocional de sus vídeos

Hay nueve clases jugables, que tienen roles y una personalidad bien definida gracias a los cómics (que se pueden leer en su página oficial teamfortress.com):

  1.  Scout (explorador). La clase más rápida y que por defecto vale como dos a la hora de capturar objetivos y empujar carros. Sus armas principales son la escopeta, la pistola y el bate de béisbol, aunque puede añadir armas que causan sangrado, una botella de leche (que resulta no ser leche, oh, Dios) que roba vida a los objetivos a los que empapa y una pelota de beisbol que al golpear al enemigo lo deja aturdido y puede quitar vida. Según nos muestran sus diálogos, es un bostoniano con diarrea verbal muy pagado de sí mismo, aunque esto puede ser el reflejo de una profunda inseguridad, al haber sido criado por una madre sola y con siete hermanos mayores. Además, está enamorado de la señorita Pauling, el enlace entre los mercenarios y los jefes, aunque ella no parece hacerle mucho caso. Es el más joven del grupo, pero todo el mundo lo toma por una suerte de niño-adulto.
  2. Soldier (soldado). Según nos dicen en la propia wiki del juego, aunque se le presenta en la categoría de clases ofensivas, también es una buena baza para la defensa, pudiendo atacar a objetivos lejanos y usar su lanzacohetes para saltar y atacar desde el aire, y por eso se recomienda a los jugadores inexpertos. Sus armas principales son los lanzacohetes ya mencionados, escopeta y pala, aunque se le puede equipar con botas que impiden el daño por salto con cohete, pico y objetos con los que aumentar el ataque de los compañeros. Una de sus burlas, teniendo equipado el pico, es el suicidio homicida haciendo explotar una granada, y eso es solo una muestra de lo loco que está. Junta todos los estereotipos sobre el estadounidense chovinista y los sargentos de instrucción del ejército, quítales sensatez y ahí lo tienes. Por eso es uno de los personajes con más notoriedad en los cómics, en los cuales se emparejó con una de las hermanas del Heavy, tan alocada como él y se revela que fue compañero de piso del brujo Merasmus, que nos quiere matar en el modo de juego de Halloween debido a que Soldier le hizo la vida imposible.
  3. Pyro (pirómano). Hay muchas quejas sobre la poca habilidad que requiere esta clase, lo cual lo hace en uno de los favoritos de los principiantes en el juego, tachados de poco habilidosos. Y es que su lanzallamas tan solo requiere pulsar un botón para crear un auténtico caos y causar gran daño debido a la quemadura. Es un aliado valioso porque es esto precisamente lo que ayuda a desenmascarar espías disfrazados y su martillo destruye los zapadores que dejan en las construcciones de Engineer. Ganó bastantes armas y muy variadas en una competición en la cual los jugadores votaron, siguiendo el argumento explicado en un cómic, si preferían proveer de más armas a Heavy o a él. O ella. Porque no se sabe a ciencia cierta su sexo, y los creadores no hacen más que sembrar dudas, viendo que las dominaciones de otras clases le recriminan que juegue como una chica y otros pequeños guiños en los cómics. En su vídeo de presentación se reveló que, aunque es una clase monstruosa que destruye todo a su paso, en realidad cree que está jugando en un mundo fantástico donde todo el mundo es feliz y alegre.
  4. Demoman (demolición). Esta clase utiliza los explosivos a su favor, ya sea lanzando granadas o dejándolas en el suelo para detonarlas en el momento oportuno. Además, se le puede equipar con escudos, espadas sedientas de cabezas cortadas o armas improvisadas que dan la misma ventaja a la hora de capturar que Scout. Tanto sus armas como sus trajes suelen girar en torno a lo medieval, pirata y místico, pues este hombre, aunque su color de piel sugiera otra cosa, viene de Escocia, de un linaje de dinamiteros que no suelen conservar la vista mucho tiempo, y Monoculus, el enorme ojo al que nos tenemos que enfrentar en los mapas de Halloween, es su propio ojo, robado por una maldición de Merasmus cuando era pequeño. En los cómics se le da mayor dimensión que la del borracho que juega con bombas: tiene tres trabajos (su madre ciega considera que debería tener más) y es uno de los miembros más amigables del equipo.
  5. Heavy (artillería pesada). Este es el mercenario más representativo, el que suele estar en las portadas, participando incluso en el juego Night at Poker Inventory. Aunque es tan lento que se convierte en un blanco fácil, hace mucha pupa, tiene más vida que el resto de sus compañeros y combinado con un Medic que lo cure y le dé invulnerabilidad resulta un dolor de cabeza. Sus armas son ametralladoras (todas con nombre de mujer), escopetas, comida para restablecer salud o darla a sus camaradas y guantes para golpear enemigos con sus propias manos. Aunque en el juego parece un tipo lento en todos los sentidos, el crossover antes mencionado y los cómics muestran que se trata nada más que de economía de energía, y se ve que es un tipo con gran sensibilidad debajo de un aspecto de extrema dureza. Sabemos que se metió a mercenario para ayudar a su familia en Rusia, que tuvo que esconderse después de escapar de un gulag al que fueron todos internados después de matar a su padre, contrarrevolucionario. Se ha convertido (muy a su pesar) en el cuñado de Soldier y mantiene una estrecha amistad con Medic.
  6. Engineer (ingeniero). Es el defensa por excelencia, gracias a los centinelas que construye. Los malditos centinelas, dicen los jugadores. Bien situado, mantenido y defendido, un centinela puede mantener un punto, maletín o puerta a salvo de los contrincantes. Sus armas se reducen a unas pocas armas de fuego, cachivaches para controlar y mejorar sus centinelas y llaves inglesas que sirven tanto para construir y reparar como para abrirle la cabeza a un enemigo. Entre sus máquinas están los centinelas, que disparan a todos los enemigos cercanos, los dispensadores, que proveen de munición y salud, y los teletransportadores, para moverse de un punto a otro del mapa. Como bien nos muestran sus respuestas, es el típico vaquero texano, de los más campechanos del equipo, lo cual no quita que sea un genio a la hora de inventar cachivaches para matar. Según parece, su familia lleva generaciones ligada a los jefes, por lo que sabe qué se cuece. Se le ve colaborando codo con codo con Medic para crear artilugios y parece ser amigo de Pyro.
  7. Medic (médico). Uno de los imprescindibles en todo buen equipo. La misión principal de esta clase, como su propio nombre indica, es sanar a los compañeros, lo cual puede hacer gracias a diferentes artilugios, y dotarles de un empujón extra, la supercarga, que durante unos segundos los hace invulnerables y todos sus ataques son críticos. Lo cual no quita que tenga algunas armas para hacer daño personalmente. En realidad, la cura es un efecto secundario de los horribles experimentos que este doctor alemán lleva a cabo…a fin de cuentas, él mismo cuenta en su vídeo de presentación que le quitaron la licencia para ejercer por robarle el esqueleto a un paciente, y usa a sus compañeros como conejillos de indias, incluso a sí mismo en alguna que otra ocasión. Sin embargo, tiene su corazoncito, y no hablo de la amistad que le une a sus compañeros, sino a sus palomas, especialmente Arquímedes, a la que le gusta meterse en las cavidades torácicas de los mercenarios (de hecho, existe una pequeña posibilidad de que eche a volar del pecho de un Scout cuando se le vuela en pedazos).
  8. Sniper (francotirador). Un buen Sniper supone un problema (y será seguramente expulsado por sospechas de hacer trampas). Desde una posición estratégica puede acabar con los enemigos de un solo disparo certero en la cabeza. Además de su fusil de francotirador o arco, su otra arma mortífera es su orina (has leído bien), que al empapar al enemigo provoca que todos los ataques que reciba sean críticos. El uso de su propio pis en un tarro, llenado mientras vigila a sus objetivos, nos muestra lo serio que se toma su trabajo. Los cómics lo muestran como un buen hijo pero de carácter huraño, que vive en una caravana. Ha crecido como australiano, pero su historia es idéntica a la de Superman…solo que en su caso no viene de otro planeta, pero casi: Nueva Zelanda.
  9. Spy (espía). Se le ha definido como la clase “que todos odian pero con la que todos quieren jugar”. Spy tiene unas habilidades que realmente pueden traer de cabeza a un equipo entero y por lo que existe un comando por el que se alerta de su presencia: por una parte puede hacerse invisible, por otra, zapea las construcciones del Engineer, también asume el aspecto de los miembros del equipo rival, y para más inri lleva un revolver y puñales para matar de un solo tajo en la espalda. En las producciones, Spy, fumador empedernido, se las da de elegante, pero oculta varias cosas, aparte de su rostro: tiene mucha bilis acumulada que no duda en soltar sobre sus víctimas, es un romántico y dejó en una de sus correrías de juventud un hijo llamado Scout.

Los cómics también han explicado la historia detrás del juego, lo cual lo hace más interesante. Los dos equipos luchan cada uno en el bando de un hermano Mann, que desde hace décadas se enfrentan por unos terrenos. La misteriosa mujer detrás de la voz que dirige los combates supervisa a ambos equipos por igual, acabando despiadadamente con cualquier acercamiento entre ellos para salvaguardar el secreto,  y anda detrás del australium, un elemento que otorga fuerza física y extiende el tiempo de vida, el cual necesita para saldar una vieja deuda.

Ver las imágenes de origen
Panel del cómic “A cold day in Hell”

Pero que el lector no se piense que la historia es todo intriga. Una de las claves del éxito de Team Fortress es el humor. A lo estrafalario de los personajes se le suma la forma en que se burlan de sus víctimas al matarlas por voz y con gestos, la posibilidad de ponerse a bailar la conga o hacer aerobic en el campo de batalla o de jugar a piedra, papel o tijeras con los enemigos, y, cómo no, TF2 es famoso por su obsesión por los sombreros. Como en muchos juegos, uno puede customizar a su personaje desde lo molón hasta el ridículo absurdo.

Recientemente, Valve, la compañía encargada del juego, ha anunciado lo que los fans se temían: no hay actualizaciones ni del juego ni de los cómics debido a que sus energías están centradas en desarrollar Half-Life. Sin embargo, debido a la gran comunidad en torno al juego, muchos no ven en esto algo por lo que preocuparse. A esos locos armados les queda cuerda para rato.

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s