Yo no pido mucho a esta noche de San Juan

Solamente que algún teatro de Madrid haga un espectáculo de orquesta en directo con los cortos musicales y operísticos de los Looney Tunes (What’s opera, Doc?, Rabbit of Seville, Baton Bunny, aquí presente…).

Pagaría lo que fuera por una entrada.

 

Esos libros de ficción

A veces existe una especie de ficción dentro de la ficción misma, lo cual se conoce como metaficción. Como soy una rata de biblioteca, me refiero especialmente a los libros a los que se hace referencia en otros libros, pero no se pueden dejar de lado los que aparecen en cómics, series o películas. Historia de Hogwarts en la saga de Harry Potter, el Necronomicon Ex-Mortis de Posesión Infernal, Tales of the Black Freighter en Watchmen, la Historia Sin Fin de La Historia Interminable, el Manual para los Recientemente Fallecidos que aparece en Bitelchús…Hay muchos ejemplosA veces editores y/o autores ven el potencial de sacarlos al mercado y los escriben y publican, como es el caso de J. K. Rowling con su ya famoso Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos o el Manual de Juego de Barney Stinton, personaje de la serie Cómo Conocí a Vuestra Madre.

¿Cuál es el libro que realmente no existe y adoraríais añadir a vuestra colección o al menos echar un vistazo (aunque las consecuencias fueran nefastas)?

En mi caso, estoy completamente enamorada del libro Mister Babadook, de la película de terror de 2014 Babadook, de Jennifer Kent. Como podéis ver en el vídeo que adjunto, se trata de un libro desplegable que aparece en la película como el que el niño se encuentra y que muestra al terrible monstruo que los persigue, con sus poco amistosas intenciones hacia ellos. Este libro fue realmente sacado a la venta de forma limitada, alrededor de 700 ejemplares, y si uno tiene la suerte de encontrarlo en Internet, cuesta un ojo de la cara. Pero el trabajo, en mi opinión, es impecable. Igualito que en la película.

Perlitas de mi abuela

Mi abuela materna nació en un pueblecito extremeño, concretamente de la provincia de Badajoz, y ya se sabe que la gente de esa edad y de esos lares tiene un refranero muy vasto y maravilloso. De su boca han salido unas perlas que he ido recopilando con el tiempo y que quiero compartir con vosotros, porque no tienen desperdicio:

  • De lo que veas, la mitad no creas; de lo que no veas…
  • A mi potro, que lo lave otro (no está bien que se hable de uno mismo todo el rato).
  • Tú has pasado por mi puerta y no me dijiste adiós; lo que te quedas te llevas, que tú no eres más que yo (se dice cuando alguien ha sido muy poco amistoso con uno).
  • El casamiento y la mortaja del cielo baja.
  • No la hagas, no la temas y vivirás descuidado (sobre la policía).
  • Las mujeres y los chales nunca los compres a pares.
  • La verdad no tiene más que un camino.
  • ¡Qué trabajo es trabajar cuando la ganancia es poca!
  • Dichoso dinero que al bolso vuelve.
  • Mayo llegó y aró quien aró.
  • Caras vemos, pero hechos (o corazones) no sabemos.
  • Los hijos de mis hijas, hijos de mi corazón…Los de mis hijos, no sé si son o no son…
  • Quien no lo sabe hacer, no lo sabe mandar.
  • Dos lobos a una oveja pronto la dejan sin pelleja (sobre hacer una tarea entre varios, para que resulte más provechosa).
  • De día no veo y de noche me espulgo.
  • Tres contra uno le sacan la mierda del culo.  
  • De la cuchara a la boca se cae la sopa (quiere decir que no hay que dar nada por seguro).
  • ¡Cómo pasa el tiempo y sin vender una escoba!
  • Jesús y comamos. Que no vengan más, que bastantes estamos (esto se dice antes de empezar a comer).
  • Le hebra de María Moco, que hizo un camisón y le sobró para otro (se dice de algo, normalmente una prenda, un hilo o un material muy largo).
  • El que solo se ríe, de sus maldades se acuerda.
  • El que por su gusto muere, la muerte sabe a gloria.
  • El que venga atrás que plante olivos.
  • ¿Para qué luchar con la vida si nadie sale vivo?
  • Pocas pesco, pero a la que pesco, la pesco.
  • Cuerpo triste, que te metes por donde saliste.
  • Mujer refranera, mujer puñetera.
  • Jugar por necesidad, perder por obligación.
  • En casa, el culo descansa.
  • Hijos criados, duelos doblados.
  • El que por su gusto va a la guerra, si le dan un tiro, bien dado lo tiene.
  • Árbol que crece torcido nunca su tronco endereza.
  • En casa cocina hay su lumbre; en cada pueblo, su costumbre
  • Salí a la calle y no lo encontré; vine a mi casa y me remedié.
  • En este mundo, señores, nadie de cagar escapa: caga el rico, caga el pobre, caga el obispo, caga el Papa.
  • Niño enfermo, niño eterno.
  • El buey suelto bien se lava.
  • El que regala bien vende si el que recibe entiende.
  • Si quieres vivir feliz, huye de cualquier desliz.
  • Menos lo guapo y lo preñao se pega todo.
  • El viejo mal hablado hace al niño desvergonzado.
  • Ya ha florecido el almendro, ya es primavera, ya es hora que tu madre busque la nuera.
  • Si quieren saber, señores, cuántos pligues tiene el culo: en verano tiene veinte y en invierno veintiuno.
  • Lo que sea, ya sonará, y estaban haciendo un tambor.
  • Marujas juntas, ni difuntas.
  • Carrera que no da el caballo en el cuerpo la tiene.
  • La edad lo trae y la edad se lo lleva.
  • De la calle vendrá quein de tu casa te echará.
  • Por donde salta la cabra salta la chiva; si no salta, un poquito más arriba.
  • Anda diciendo tu madre que comes mucho jamón; lo que comes son tomates: cagas más pipas que Dios (sobre las apariencias).
  • Mi casa, mi mesa y mi mujer, todo mi mundo es.
  • Riña de enamorados, amores doblados.

 

Los héroes olvidados de las bibliotecas

Nos pusieron este documental durante el curso de Prestación de Servicios Bibliotecarios y me llegó tan hondo que quiero compartirlo con vosotros. Un homenaje a las muchas personas que trabajaron duro para extender la alfabetización y la cultura y preservar ambos en un momento tan difícil como lo fue la Guerra Civil.

Poniendo un granito…de arroz

O legrumbres. O papillas. Hasta botes de conservas. Pero un año más el Banco de Alimentos de Madrid ha convocado la Gran Recogida, desde hoy hasta el domingo.

Hace un par de años me dio un pronto y me apunté como voluntaria en mi municipio y, la verdad, fue una experiencia muy bonita. No me he podido volver a apuntar por cansancio y acumulación de tareas, pero siempre procuro donar algo. Un kilo de pasta o legumbres no llega al euro y puede evitar que unas pocas personas se mueran de hambre. Por desgracia, hay mucha gente que lo necesita, y no dejo de pensar de que soy una persona increíblemente afortunada por no haber acabado así, a pesar de las circunstancias.

Desde aquí espero que la organización consiga batir el récord de dos millones de kilos recogidos. Y que el hecho de que coincidan los días de la celebración con el Black Friday no sea una desventaja.

 

EDICIÓN 28/11/2016: ¡Se han recogido 2,7 millones de kilos, superando así los datos del año pasado! ¡Bravo!

 

Combatiendo la obesidad…y la crisis

Oí hablar de ello hacía un tiempo, y recientemente me he acordado de una interesante iniciativa que han hecho los Metros de algunas ciudades, entre ellas México D.F y Moscú. Consiste en unas máquinas frente a las que los usuarios tienen que hacer un cierto número de sentadillas para conseguir un viaje gratuito.

La verdad es que es un servicio que se debería implantar sistemáticamente. Puede que pierdan el dinero de los billetes, pero el estado se puede ahorrar mucho dinero en el tratamiento de enfermedades provocadas por la obesidad (sí, solamente son unas pocas sentadillas, pero al que le den la opción de no pagar a cambio de eso repetirá una y otra vez, creo yo).

Aquí dejo un artículo al respecto que he encontrado, del periódico El Universal:

http://archivo.eluniversal.com.mx/ciudad-metropoli/2015/impreso/metro-cambiara-boleto-por-sentadillas-129611.html

Me muero de ganas por ver esto en Madrid. Yo se lo dejé caer por Twitter y ellos dijeron que tomaban nota de la propuesta. Dudo que lo vayan a hacer, pero ¡quién sabe!

Cuando el metal se mezcla con arte

En el Museo del Prado hay actualmente una exposición del Bosco, y eso me ha recordado a un vídeo que me mostró una compañera de la facultad. Se trata de un videoclip del músico de metal Buckethead que utiliza el apartado del infierno de El Jardín de las Delicias: Spokes for the wheel of torment (En español, algo así como “Radios para la rueda de la tortura”)

Me gustaría compartirlo aquí porque me parece una forma interesante de acercar el arte y combinar diferentes disciplinas artísticas. Porque si el infierno tiene banda sonora, solamente puede ser heavy metal.