Las palabras (no) se las lleva el viento

Leyendo los artículos de Arturo Pérez-Reverte, autor al que admiro pese a que hay feministas que dicen que no me debería gustar, me encuentro con algunos dedicados a la exigencia de varios colectivos de que se elimine la acepción de distintas palabras por su significado ofensivo. Él sabe de lo que habla porque pertenece a la RAE, por eso recomiendo leer sus palabras al respecto (existen libros recopilatorios de sus artículos, al que me refiero se llama Cuando éramos honrados mercenarios). Es un asunto que verdaderamente trae cola, porque nos habla de la supuesta autoridad que tienen las turbas hoy en día para cambiarlo todo en este país, leyes e incluso habla (no hay más que ver lo ocurrido tras el asesinato del pequeño Gabriel y la sentencia a La Manada).

Gitano como alguien instruido en el arte de engañar mediante triquiñuelas, sexo débil para referirse a las mujeres, autistas los que están encerrados en su mundo, gallego como insulto, matrimonio solo para referirse a la unión entre un hombre y una mujer…A lo largo de los años diversos colectivos han pedido la modificación, si no la directa eliminación de distintas acepciones.

Esto no solo es condenadamente idiota, sino que además es peligroso.

Para empezar, los españoles no somos quién para decidir qué hacer con una lengua que comparten millones de personas en todo el mundo, cada una con sus propios usos. Sería algo soberbio, un poco como cuando, hace siglos, desembarcamos en sus costas y les obligamos a hablar nuestra lengua y adoptar nuestras costumbres.

El segundo, que estos significados son el resultado de siglos y siglos de uso, es parte de nuestra historia. Esto me recuerda a la noticia reciente de que en Austria se ha decidido no demoler la casa de Adolf Hitler, ya que eso significaría negar su existencia y todo lo que hizo. Pero no voy a hablar de la llamada Memoria Histórica. Aunque por ahí van los tiros. Las palabras también forman parte de algún modo de nuestra historia. Nos enseñan cómo han pensado nuestros ancestros, nos ayudan a ver cómo hemos cambiado. Eliminarlas sería eliminar una parte de nosotros, fingir que nunca se ha pensado de una cierta manera.

Y por último, que se retire una palabra del diccionario o introducir otra no tiene por qué traer ningún cambio real. No por eliminar las acepciones más xenófobas respecto a los judíos va a desaparecer el antisemitismo. No por dejar de considerar a las mujeres el sexo débil todo el mundo nos va a respetar. La lengua no cambia la realidad…Todo lo contrario: es la realidad la que transforma la forma de hablar. De tal forma que tantos manuales que supuestamente ayudan a corregir la desigualdad mediante un lenguaje “correcto” no servirían más que para talar árboles y ayudar a los copistas a llegar a fin de mes.

Como bien apunta Reverte en sus artículos, la RAE es una institución independiente, a la que no presiona ni la calle ni siquiera los gobiernos (recuerda en sus artículos que ni siquiera el franquismo pudo sacar de sus sillas a catedráticos opositores). Su labor es simplemente la de investigar y difundir la lengua que han ido formando los hispanohablantes a través de los siglos. Aunque a muchos no les entra en la cabeza, no prescriben nada de nada. Pueden señalar cuáles son las formas correctas, introducir palabras cuando el uso ya es generalizado, pero no tienen autoridad para cambiar la lengua. Eso es cosa de los hablantes. Es en sus manos en quien está que esos significados queden relegados al fin de la entrada, con la señalización “en desuso”.

Aprovecho para recordaros que tenéis en la página oficial de la RAE su diccionario en línea, que además incluye un apartado en el que se pueden hacer consultas. Es un recurso buenísimo que no me canso de recomendar.

Anuncios

La violencia no entiende de sexos

Edición 09/01/2018: Según parece, el Gobierno trató de incluir en el servicio la asistencia a los hombres, que incluiría asesoramiento en cuanto a custodia y resolución pacífica de conflictos, pero debido a la oleada de críticas por parte de asociaciones, la oposición y la ex-ministra de Igualdad, ha dado marcha atrás.


Hoy en día a los Martes y Trece (si se volvieran a juntar) se les caería el pelo si se les ocurriera hacer el sketch en que Millán decía eso de “Mi marido me pega” (recordemos, en favor del dúo, que en los 90 la violencia en la pareja era un asunto doméstico que quedaba entre la pareja, del que nadie hablaba y a quien nadie le importaba). Últimamente no hago más que ver manifestaciones y escuchar consignas acerca de la “lacra” de la violencia de género. Esto es bueno, porque la violencia es algo intolerable. Pero no puedo evitar pensar que se está haciendo algo muy mal: siempre que se habla de la violencia en la pareja, se habla de un hombre que maltrata a una mujer. Cada vez que ocurre un asesinato en que la víctima es una mujer y el marido o pareja o ex-pareja es un hombre, es “violencia machista”.

Sigue leyendo

Detrás de las cámaras

Por qué una escena sin diálogos nos hace llorar, cómo se escriben los guiones, qué pasos hay que seguir para crear una película de animación, cómo se distingue un buen doblaje de uno malo…Descubrir la técnica del cine es un poco como desvelar el secreto de un mago, aunque no le quita su chispa en absoluto; a veces incluso le da más encanto, porque se revela lo que hay detrás, la obra de artesanía que es una película en todas sus fases. Por eso traigo dos canales de Youtube recomendados para aquellos que se detienen a analizar las películas. Uno es más técnico y el otro, humorístico.

El primero viene de la mano de auténticos profesionales en edición de cine, Taylor Ramos y Tony Zhou, quienes nos analizan grandes autores, actores y técnicas recurrentes. Su canal se llama Every Frame a Painting (“Cada fotograma, un cuadro”). Aunque, por desgracia, hace más de un año que no suben nuevo contenido, lo recomiendo hasta la saciedad por su presentación y rigurosidad.

Como soy admiradora del trabajo del animador Chuck Jones, dejaré como ejemplo su análisis de su estilo. Por fortuna, el canal ofrece subtítulos en español.

 

 

 

El segundo es de humor y bastante más subjetivo, pero no por ello merece caer en el saco de los criticones absurdos. Se trata de Nostalgia Critic (“El Crítico de la Nostalgia”), que echa un vistazo a esas películas con las que hemos crecido o que todo el mundo adora, pero que, vistas con ojo crítico, tampoco son tan buenas. Aunque en los últimos tiempos ha incluido críticas positivas. Nostalgia Critic tiene críticas, pero también listas, editoriales en los que reflexiona sobre un tema en concreto y sus opiniones como Doug Walker, y no su alter ego.

El canal oficial no incluye subtítulos en español, así que hay que buscarlos por cuenta propia. Como muestra, incluyo su editorial sobre los finales y cómo estos pueden arruinar una buena película:

 

 

 

Un empujoncito para la mayor de las inversiones

“Un niño, un profesor, un lápiz y un libro pueden cambiar el mundo”

Malala Yousafzai

Con la llegada de septiembre vuelve también el curso escolar y, desgraciadamente, se trata de una época que implica un enorme gasto económico. Aunque se ha extendido el préstamo de libros y de becas, éstos son limitados y no todo el mundo puede hacerse con ellos. Además, hay que contar con el desembolso del material de clase: cuadernos, bolígrafos, lápices de tipo especial para dibujo, carteras…Para muchos de nosotros quizás no sean gastos tan grandes, pero en hogares con una economía maltrecha son realmente un problema.

Por eso quiero dar publicidad a las iniciativas solidarias que se están llevando a cabo estos días por parte de organizaciones no gubernamentales y sin ánimo de lucro para ayudar a la vuelta al cole de miles de familias.

  • Cruz Roja, en colaboración con empresas como Metro o Carrefour, está llevando a cabo una recogida de material escolar. También da la opción de comprar paquetes con todo lo necesario a través de su página web o con mensajes de texto (SMS con la palabra INFANCIA al 28092).
  • Mensajeros de la Paz propone un intercambio de material y también puede tratar de conseguirles libros a aquellos que lo necesiten. Además de eso, también ha organizado varios comedores sociales para los niños en diversas ciudades de España.
  • Educo, entre sus campañas solidarias, pide donaciones para pagar como mínimo la mitad del coste del comedor.
  • Muchos colegios de España tienen su propio intercambio de libros y campañas de recogida de material.
  • Cáritas, aparte de participar en campañas de donación, también ha organizado conciertos cuya entrada no se paga con dinero, sino con la entrega de material.
  • Muchas hermandades, cofradías y demás asociaciones religiosas están recogiendo materiales depositados desinteresadamente por los vecinos y distribuyéndolo entre los necesitados.

Fanfiction: los fans toman las riendas

Un cabo suelto en la trama, personajes que podrían haber hecho una buena pareja, un final alternativo, el punto de vista de un personaje sobre un determinado suceso…Muchas veces los seguidores de una serie, película, videojuego o libro tienen miles de ideas sobre sus obras favoritas, y algunas buenísimas. Ahí es donde entra en acción el fanfiction. <<Fan>> + <<ficción>> en inglés.

Algunos escritores como Meg Cabot, escritora de la saga de libros Princesa por sorpresa, defienden que se trata de una forma de aprender a contar una historia. Incluso autores de la talla de Neil Gaiman han escrito fanfiction. Uno de los mayores éxitos de los últimos años, Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James, resulta ser una fanfiction basada en la saga de Crepúsculo de Stephenie Mayer (lo que se conoce como AU, o universo alternativo, en el que se pone a los personajes en un contexto muy diferente al de la historia).

De modo que de frikadas, nada. En la escritura, lo importante es practicar, practicar y practicar. Y engrasar el cerebro cuando se pasa una de esas épocas en que a uno no se le ocurre nada.

El único pero es que hay que tener cuidado. A muchos autores les halaga que los fans escriban sobre sus obras, pero hay otros que no. La escritora de la saga de Crónicas Vampíricas, Anne Rice, es conocida por su odio hacia el trabajo que los fans hacen de sus libros, hasta tal punto no sólo de llegar al acoso, sino que ha provocado que se tenga que especificar siempre que el original no nos pertenece. Y ella no es la única, por lo que, si se va a publicar fanfiction, hay que tener cuidado con no meterse en problemas con el autor. No es tanto una cuestión de derechos de autor, porque los autores de fanfiction no cobran por sus escritos, como de no ofender.

Yo misma llevo escribiendo fanfiction desde 2010 (al menos, eso es lo que pone en mi perfil de FanFiction.net, porque mi memoria no da para mucho), bajo el seudónimo de Pájaros en la cabeza. Para mí, ha sido un modo de dar rienda suelta a las ideas que me saturan la cabeza, y de practicar la escritura. También he llegado a conocer a gente gracias a esto.

Suelo recomendar esta plataforma, FanFiction.net, para publicar fanfiction, porque es la única que conozco, pero si se tiene pensado escribir contenido adulto, es mejor pasarse a ArchiveOfOurOwn.org. Otra plataforma muy famosa, que ha ayudado a que vean la luz muchas novelas como la ya famosa saga juvenil After, de Anna Todd (en este caso, se trata de un AU de los miembros de la banda británica One Direction), es Wattpad.com. También se pueden publicar en el propio blog, como se hace a menudo en Tumblr. Todo es cuestión de encontrar el medio adecuado y de tener ganas y mucha imaginación.

Repito que hay fanfiction que son auténticas obras de arte y mejor escritas que muchos super-ventas, por no hablar de que en ocasiones sus tramas resultan mucho más satisfactorias que los originales. Además, cuentan con la ventaja de que quien lee los fanfiction ya conoce de sobra los personajes y los contextos. Echadles un vistazo y lo comprobaréis.

 

¡También se lee en la playa!

Bueno, mis vacaciones tocan a su fin. No voy a contar aquí mi vida, principalmente porque a nadie le importa un carajo; el caso es que esta semana pasada tuve la suerte de disfrutar de la playa después de más de una década sin pisar una, concretamente en la Costa Blanca, y allí me encontré con una visión que hizo saltar mi corazón: una biblioteca en la playa.

Y es que, pensándolo bien, si han implantado bibliotecas en las piscinas, ¿por qué no en la playa?

Por desgracia, no puedo ofrecer ninguna instantánea de cómo es la que hay en la playa de Poniente de Benidorm de día, porque no tuve la oportunidad de pasarme por la zona mientras estaba abierto. Pero a simple vista se puede apreciar que tiene una extensión nada despreciable (cuando abrió en 2015 contaba con dos mil volúmenes para préstamo) y una ludoteca contigua para los peques.

_DSC0241

Para que veáis que se puede disfrutar de la lectura donde sea, y aún más en las playas, donde se lee mucho mientras uno se tuesta al sol.

 

Yo no pido mucho a esta noche de San Juan

Solamente que algún teatro de Madrid haga un espectáculo de orquesta en directo con los cortos musicales y operísticos de los Looney Tunes (What’s opera, Doc?, Rabbit of Seville, Baton Bunny, aquí presente…).

Pagaría lo que fuera por una entrada.

 

Esos libros de ficción

A veces existe una especie de ficción dentro de la ficción misma, lo cual se conoce como metaficción. Como soy una rata de biblioteca, me refiero especialmente a los libros a los que se hace referencia en otros libros, pero no se pueden dejar de lado los que aparecen en cómics, series o películas. Historia de Hogwarts en la saga de Harry Potter, el Necronomicon Ex-Mortis de Posesión Infernal, Tales of the Black Freighter en Watchmen, la Historia Sin Fin de La Historia Interminable, el Manual para los Recientemente Fallecidos que aparece en Bitelchús…Hay muchos ejemplosA veces editores y/o autores ven el potencial de sacarlos al mercado y los escriben y publican, como es el caso de J. K. Rowling con su ya famoso Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos o el Manual de Juego de Barney Stinton, personaje de la serie Cómo Conocí a Vuestra Madre.

¿Cuál es el libro que realmente no existe y adoraríais añadir a vuestra colección o al menos echar un vistazo (aunque las consecuencias fueran nefastas)?

En mi caso, estoy completamente enamorada del libro Mister Babadook, de la película de terror de 2014 Babadook, de Jennifer Kent. Como podéis ver en el vídeo que adjunto, se trata de un libro desplegable que aparece en la película como el que el niño se encuentra y que muestra al terrible monstruo que los persigue, con sus poco amistosas intenciones hacia ellos. Este libro fue realmente sacado a la venta de forma limitada, alrededor de 700 ejemplares, y si uno tiene la suerte de encontrarlo en Internet, cuesta un ojo de la cara. Pero el trabajo, en mi opinión, es impecable. Igualito que en la película.

Perlitas de mi abuela

Mi abuela materna nació en un pueblecito extremeño, concretamente de la provincia de Badajoz, y ya se sabe que la gente de esa edad y de esos lares tiene un refranero muy vasto y maravilloso. De su boca han salido unas perlas que he ido recopilando con el tiempo y que quiero compartir con vosotros, porque no tienen desperdicio:

  • De lo que veas, la mitad no creas; de lo que no veas…
  • No dejes la manta por raso ni la merienda por harto (puedes necesitarlos más tarde).
  • A mi potro, que lo lave otro (no está bien que se hable de uno mismo todo el rato).
  • Tú has pasado por mi puerta y no me dijiste adiós; lo que te quedas te llevas, que tú no eres más que yo (se dice cuando alguien ha sido muy poco amistoso con uno).
  • El casamiento y la mortaja del cielo baja.
  • No la hagas, no la temas y vivirás descuidado (sobre la policía).
  • Las mujeres y los chales nunca los compres a pares.
  • La verdad no tiene más que un camino.
  • ¡Qué trabajo es trabajar cuando la ganancia es poca!
  • Dichoso dinero que al bolso vuelve.
  • Mayo llegó y aró quien aró (sobre el trabajo, un poco como la fábula de la hormiga y la cigarra).
  • Caras vemos, pero hechos (o corazones) no sabemos.
  • Los hijos de mis hijas, hijos de mi corazón…Los de mis hijos, no sé si son o no son…
  • Quien no lo sabe hacer, no lo sabe mandar.
  • Dos lobos a una oveja pronto la dejan sin pelleja (sobre hacer una tarea entre varios, para que resulte más provechosa).
  • De día no veo y de noche me espulgo.
  • Tres contra uno le sacan la mierda del culo.  
  • De la cuchara a la boca se cae la sopa (quiere decir que no hay que dar nada por seguro).
  • ¡Cómo pasa el tiempo y sin vender una escoba!
  • Jesús y comamos. Que no vengan más, que bastantes estamos (esto se dice antes de empezar a comer).
  • Le hebra de María Moco, que hizo un camisón y le sobró para otro (se dice de algo, normalmente una prenda, un hilo o un material muy largo).
  • El que solo se ríe, de sus maldades se acuerda.
  • El que por su gusto muere, la muerte sabe a gloria.
  • El que venga atrás que plante olivos.
  • ¿Para qué luchar con la vida si nadie sale vivo?
  • Pocas pesco, pero a la que pesco, la pesco.
  • Cuerpo triste, que te metes por donde saliste.
  • Mujer refranera, mujer puñetera.
  • Jugar por necesidad, perder por obligación.
  • En casa, el culo descansa.
  • Hijos criados, duelos doblados.
  • El que por su gusto va a la guerra, si le dan un tiro, bien dado lo tiene.
  • Árbol que crece torcido nunca su tronco endereza.
  • En casa cocina hay su lumbre; en cada pueblo, su costumbre.
  • Salí a la calle y no lo encontré; vine a mi casa y me remedié.
  • En este mundo, señores, nadie de cagar escapa: caga el rico, caga el pobre, caga el obispo, caga el Papa.
  • Niño enfermo, niño eterno.
  • El buey suelto bien se lava.
  • El que regala bien vende si el que recibe entiende.
  • Si quieres vivir feliz, huye de cualquier desliz.
  • Menos lo guapo y lo preñao se pega todo.
  • El viejo mal hablado hace al niño desvergonzado.
  • Ya ha florecido el almendro, ya es primavera, ya es hora que tu madre busque la nuera.
  • Si quieren saber, señores, cuántos pligues tiene el culo: en verano tiene veinte y en invierno veintiuno.
  • Lo que sea, ya sonará, y estaban haciendo un tambor.
  • Marujas juntas, ni difuntas.
  • Carrera que no da el caballo en el cuerpo la tiene.
  • La edad lo trae y la edad se lo lleva.
  • De la calle vendrá quein de tu casa te echará.
  • Por donde salta la cabra salta la chiva; si no salta, un poquito más arriba.
  • Anda diciendo tu madre que comes mucho jamón; lo que comes son tomates: cagas más pipas que Dios (sobre las apariencias).
  • Mi casa, mi mesa y mi mujer, todo mi mundo es.
  • Riña de enamorados, amores doblados.

 

Los héroes olvidados de las bibliotecas

Nos pusieron este documental durante el curso de Prestación de Servicios Bibliotecarios y me llegó tan hondo que quiero compartirlo con vosotros. Un homenaje a las muchas personas que trabajaron duro para extender la alfabetización y la cultura y preservar ambos en un momento tan difícil como lo fue la Guerra Civil.