Los Simpson y South Park: una historia de amistad en el callejón de atrás de América

Como hemos venido comentando en anteriores entradas de este blog, la animación no es necesariamente un producto infantil; de hecho, los niños no se convirtieron en los principales objetivos de la producción hasta la aparición de la televisión. Aún hoy en día se sigue utilizando la animación como un vehículo para contar historias maduras, con series animadas dirigidas al público adulto como Hamburguesas Bob, El rey de la colina o BoJack Horseman; e incluso aquellas cuyo público es en principio juvenil contiene elementos y observaciones maduros, como Gravity Falls, Hora de aventuras o Avatar. 

Dos de los programas de animación que han aprovechado mejor este filón para criticar la sociedad, en especial la estadounidense, son Los Simpson South Park. Y ambos tienen más en común de lo que se puede pensar.

Sigue leyendo

Anuncios

Clara, una p*ta de p*ta madre

Nota: esta entrada contiene alusiones a la pornografía y la prostitución. Menores y mojigatos absténganse.

El Jueves es una de esas revistas que se hojean furtivamente de niño hasta que se tiene edad para comprarlas personalmente, en vez de depender del tío, hermano o primo que las tenía. Entonces uno entiende de qué va la sección “seria”, esa que va de política y sociedad. Pero también es la época en que uno puede contemplar sin miedo a que te pillen y te golpeen con una chancla al grito de “guarro” las generosas curvas de Clara, de la serie Clara…de noche.

Se trata de uno de los personajes más longevos de la revista y posiblemente de los más queridos por el público. Nació en 1992 de la mano de los guionistas Carlos Trillo y Eduardo Maicas y el dibujante Jordi Bernet. Según contaba Trillo, la revista buscaba un nuevo personaje que incluir a su repertorio. Como no estaba muy seguro de qué hacer, pidió orientación al editor, y éste le dijo que lo que fuera, «pero que fuera de puta madre». Y el guionista se tomó la frase de forma literal.

Sigue leyendo

Walt Disney vs. P. L. Travers

Todo el mundo sabe que Disney tiene un filtro especial por el que las obras que adaptan se convierten en productos muy diferentes al original. Aunque El jorobado de Notre Dame se considera una de las cintas más plagadas de elementos macabros, ni por asomo se acerca a lo que nos muestra el libro de Victor Hugo; las relaciones de consanguinidad y las tramas que conforman la leyenda de Hércules según los mitos griegos van más en línea con una novela de George R. R. Martin que con la fábrica de los sueños, y no hablemos de todos esos personajes que originariamente no eran tan buenos y viceversa, o que encontraban un triste final en sus fuentes. Muchos de los autores de los originales no vivieron para ver la adaptación que Disney hizo de su obra y los que sí parecían estar de acuerdo con el tratamiento (todo sea por la pasta). Pero hubo una autora que se lo hizo pasar muy mal al tío Walt, y esa fue la autora de Mary Poppins.

Sigue leyendo

Speedy, el estereotipo que enamoró a México

Aunque a muchos hoy en día les pese, hubo un tiempo en que le comedia dedicaba buena parte de sus chistes a los estereotipos raciales. Los dibujos animados de la Warner Bros., como reflejo de la sociedad norteamericana, no iban a ser menos. En realidad, si nos sorprende que la tropa de Bugs Bunny, Goofy o Betty Boop no fueran más políticamente correctos hace sesenta o setenta años, no es solo por la mentalidad de sus épocas, sino también porque el público a quien iban dirigidos los cortos era adulto. De modo que podemos observar que algunos de los cortos de la factoría muestran a ciertas razas de una forma que hoy en día se censura. Ya hemos hablado anteriormente del caso de los Once Censurados, pero existen otros casos de personajes que, si bien son criticados, no pasan de ser meros estereotipos. Estereotipos que se salvan de la quema por ser personajes entrañables. Uno de ellos es la mofeta francesa Pepé le Pew, representada como un depredador amoroso que no entiende la palabra “no” y que huele que apesta. El otro, Speedy Gonzales, el ratón más rápido de México.

Sigue leyendo

Gritos en el pasillo: una película llena de maní-acos

En 2007 saltó a los medios la noticia de que se estrenaba la primera película del mundo cuyos protagonistas eran frutos secos. Dicha película se llama Gritos en el pasillo y resulta ser una producción española.

Sigue leyendo

Coal Black and de sebben dwarfs, la perla negra de Warner Bros.

Existe un pequeño grupo de cortos de la factoría Warner Bros. que se llama The Censored Eleven (“Los Once Censurados”), que se encuentran en esa situación por su contenido racista. De todos ellos, uno de los que más se ha reivindicado su valor artístico a pesar de los prejuicios que muestra es Coal Black and de sebben dwarfs, dirigido por Bob Clampett en 1943.

Sigue leyendo