Los chicos de Dover, ¡cómo los odio!

Chuck Jones es uno de los directores más representativos y reconocibles de la historia de la animación de la compañía Warner y de la norteamericana en general. Ganador de dos Óscars, uno honorífico por su trayectoria, a él corresponden tres de los cinco cortos de la compañía que consiguieron el máximo honor que puede lograr una producción audiovisual en Estados Unidos: entrar en el Registro Nacional del Cine de la Biblioteca del Congreso para su conservación histórica. Por no hablar de que la mayor parte de los cortos de la factoría que resultaron premiados en la categoría de Mejor Corto Animado fueron dirigidos por él. Ha hecho reír al mundo desde que consiguió el puesto de director en Warner. Sin embargo, hasta 1942 Jones no encontró ninguno de sus cortos realmente gracioso. El primero con el que estuvo totalmente satisfecho era The Dover Boys at Pimento University, y eso que casi le costó el despido.

Leer más »

Anuncios