Feliz cumpleaños, Carlitos

Siempre me gustaron las historias sobre personajes con facultades sobrehumanas: magos, hadas, superhéroes…Desde pequeña he dibujado y escrito decenas de historias con esta clase de protagonistas; en el instituto llegué a hacer un guión en el que los alumnos de mi clase adquiríamos poderes (yo era la que veía el futuro, y ahora que lo pienso fue muy acertado, porque a veces sueño con lugares en los que nunca he estado y que acabo visitando años después). Poco tiempo más tarde, me llamó la atención una habilidad que vi en un personaje de dibujos animados, la de provocar mala suerte a los enemigos. En todas las producciones que he visto en mi vida te presentan los poderes, por muy fastidiosos que sean, con una especie de halo épico, pero pensé que ese poder en concreto no tenía nada de glamouroso, que en la vida real se volvería contra su poseedor y que sería un rollo absoluto. Así fue como nació Carlitos.

Este niño nació en una clase de 3º de la ESO, seguramente en 2007, porque recuerdo un dibujo en el que felicitaba el año 2008, en el que ya estaba consolidado su aspecto y el de Buendía y los gemelos. Marea pensar que un simple garabato hecho para entretenerme haya permanecido en mi mente durante diez años. Mucho ha cambiado desde entonces: personajes que en un principio eran malos ahora son amigos, nuevos enemigos, de estereotipos a más profundos…Se han ido adaptando a lo que he ido aprendiendo conforme me he hecho mayor. Y también se puede decir que me ha ayudado en muchas cosas, como cuando sus historias me permitieron conocer gente y aprender técnicas de escritura, acentos, etc.

Así que feliz cumpleaños, mi niño.

¿Por qué un 12 de febrero? Porque esa es la fecha que le he puesto como cumpleaños a Carlitos, en homenaje a mi héroe, otro Carlitos al que también dieron muchos palos en la vida: Charles Darwin.

 

origenes_by_vitruvian_girl-d4r195g.jpg

Este es su primer boceto. ¡Hasta hace bien poco tenía un cubo atascado en la cabeza!

Gafe: Carlitos y Boris en carne y hueso

Hay veces en que te encuentras con tales coincidencias que flipas en colores.

taylor-annie-e-barrel-vert1-horz.jpg

Desde que vi al actor Gerald P. Fillmore, ya tengo claro quién haría de Carlitos en una película. En la serie Gym Tony el tío hasta ponía la voz que tenía en mente para él.

 

Pero lo mejor es que antes ya me había fijado en que el hijo de Sarkozy, Jean, tenía un parecido asombroso con el Boris que había diseñado:

creo_que_deberia_pedirte_perdon____by_vitruvian_girl-d4xfla7-horz.jpg